Control Provincia de Córdoba

Actualmente, la seccional APOC provincia de Córdoba tiene un importante objetivo: posicionarse fuertemente dentro de los Organismos de Control de la provincia. Dentro de las acciones realizadas en pos de cumplir este objetivo, se resolvió adherir a la conformación de la CGT Chacabuco, junto a otros 82 gremios estatales y privados.
Como los desafíos son inmensos, el impulso de avanzar también lo es. Lo invitamos a sumarse a la construcción de la seccional APOC en la provincia de Córdoba.

Domicilio: Calle Derqui 396 (Esq. Obispo Salguero)
Barrio Nueva Córdoba, Córdoba Capital
Tel: 0351 4605406 / 4602978 / 4608754
Oscar López (Secretario General) 0351 4022241 / 0351 5165445 / Alejandro Estrella (Secretario Gremial) 0351 2048451
Mails: alejandroestrella@live.com.ar / arandap27@hotmail.com

Más sobre la historia de nuestra seccional

En un contexto de severos cuestionamientos por nuestro desempeño como empleados públicos y como integrantes del Tribunal iniciamos en 1998 la creación de la seccional APOC en Neuquén. Por entonces, la sociedad señalaba responsabilidades directas del Estado en la...

Desafíos de nuestra seccional

La nueva Comisión Directiva conformada como lista única entre la anterior Comisión y la actual, afronta desde el comienzo de su gestión el desafío más importante: Posicionar a APOC fuertemente en los Organismos de Control de la Provincia de Córdoba. Y ese desafío no...

Un escalafón para el Personal del Tribunal de Cuentas de la Provincia

Hace más de 25 años el Tribunal de Cuentas de la Provincia de Córdoba sufrió un abandono casi total después que el gobernador (Ramón) Mestre derogara una ley que reconocía a la institución la especificidad y profesionalidad del personal. Fué a fines de 1996, con la...

APOC en lucha por el Escalafón

En Córdoba mientras el Gobierno Provincial habla de la excelencia del Control publico, los trabajadores del Tribunal de Cuentas son los peores pagos del país. Hace ya más de 30 años que venimos luchando por jerarquizar nuestro trabajo y solo recibimos promesas que no...